Fuente de ruido
    Tranquilidad asegurada

    El creciente ruido del tráfico y el aumento de las exigencias de confort son solamente algunas de las razones por las cuales el aislamiento acústico en la construcción de edificios elevados adquiere, cada vez, mayor importancia.

     

    En realidad, el aislamiento acústico es más que nunca una irrenunciable tarea de planificación. Y a ella se unen exigentes requisitos respecto a la función protectora de la fachada del edificio que están definidos, de forma clara y obligatoria, mediante las normativas para ventanas y puertas. En España la normativa vigente aplicable corresponde al Documento Básico HR "Protección contra el ruido" perteneciente al Código Técnico de la Edificación.

     

    En fachadas, el aislamiento será como máximo 10 dB mayor que el aislamiento del elemento más débil, normalmente la ventana. Mejorar el aislamiento de fachadas implica mejorar el aislamiento acústico de la ventana, empleando ventanas de mejor calidad.

     

    Según la elección del perfil y el acristalamiento, con los sistemas de PVC se consigue un aislamiento acústico de hasta 47 dB, una vez montados. En el caso, por ejemplo, de ruido aéreo a tráfico rodado también se cumplen de manera fiable los elevados requisitos de aislamiento acústico.